Cómo curar la tos de un perro

27 Jun

La tos, tanto en humanos como en animales, no es una enfermedad sino un síntoma. Técnicamente, la tos se define como un escape repentino y ruidoso de aire de la boca e indica la presencia de inflamación o infección de las vías respiratorias. Si tu perro tiene tos acompañada de fiebre y otros síntomas, llévalo al veterinario inmediatamente. De lo contrario, durante los primeros días se puede probar estos remedios caseros que explican cómo tratar la tos; acompáñalos siempre de un buen pienso para perros y una atención especial.

perro

Asegúrate de tener a mano:

  • 250 ml de agua hirviendo
  • 1 cucharadita de menta seca
  • 1 cucharada de miel
  • Ajo

Algunos consejos para evitar la tos

1. Prepara a tu perro un buen té de menta con miel para ayudar a calmar su tos pues la menta tiene propiedades antiespasmódicas, mientras que la miel suaviza y alivia la congestión, irritación de la garganta. El té, así pues, tendrás que mezclarlo en su plato de agua para beber. De esta manera, incluye en una olla con agua a fuego lento algunas hojas de menta y cubre el té durante unos diez minutos. A continuación, filtra el agua y añade la miel. En principio, se puede dar cada dos o tres horas una cucharada de té en un pequeño perro y una cuchara en un perro grande.

2. Ayuda a curar la tos de perro gracias a la aromaterapia: los aceites esenciales de menta y eucalipto tienen propiedades antiespasmódicas y pueden aliviar la tos de perro. Pon un par de gotas de cada esencia en un recipiente que queme el incienso y déjalo cerca de la cama de tu perro para que pueda olerlo, fuera del alcance de sus patas. Cada dos o tres horas, realiza el procedimiento hasta que notes una mejoría en tu mascota.

3. Otras hierbas medicinas pueden ser de gran ayuda: por ejemplo, el marrubio, un excelente inhibidor de la tos, que tiene la capacidad de diluir el moco.

4. El último remedio casero para curar la tos de perro es el ajo: Este alimento tiene muchas propiedades medicinales, además de ser un antibiótico. Por lo tanto, trata de dar a tu perro media cucharada de extracto líquido de ajo o la mitad de un diente de ajo crudo picado.

De esta forma, tan pronto como tu perro tenga tos durante un par de días, prueba uno de estos remedios y verás cómo va mejorando. En el caso de que continúe, llévalo rápidamente al veterinario, ya que siempre existe el riesgo de que tu mascota tenga una infección y necesitará ponerse en manos de profesionales.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: